Noticias

Aspanoa beca a dos médicos del Hospital Miguel Servet de Zaragoza para impulsar las cirugías más innovadoras en cáncer infantil

Los cirujanos pediátricos Bragagnini y González Esgueda están desplazándose a los hospitales La Paz de Madrid y La Fe de Valencia para aumentar su formación en nuevas técnicas contra el tumor de Wilms

Facebook  Twitter  

La unidad de Cirugía Pediátrica del Hospital Miguel Servet es una referencia no solo en Zaragoza, sino también en todo Aragón, La Rioja y la provincia de Soria. Este servicio abrió a principios de la década de los setenta y ha cumplido un papel esencial en el tratamiento de los niños con cáncer de la Comunidad. Afortunadamente, la medicina cada vez avanza más y la creciente supervivencia de estos pacientes está permitiendo que los tratamientos -también las cirugías- busquen no solo eliminar el cáncer, sino también que el tratamiento le genere al niño las mínimas secuelas posibles.

Es en este marco en el que dos cirujanos de esta unidad, Paolo Bragagnini y Ainara González Esgueda, acaban de ser becados por Aspanoa para permitir que las cirugías que se practican en el Hospital Infantil sean incluso más innovadoras. Cada uno está recibiendo una ayuda de hasta 8.000 euros para que puedan adentrarse en las últimas técnicas quirúrgicas, el primero en el Hospital La Paz de Madrid y la segunda en el Hospital La Fe de Valencia.

cirujanos1

González Esgueda y Bragagnini, cirujanos pediátricos del Miguel Servet becados por Aspanoa. Foto: Tino Gil

En concreto, el doctor Bragagnini se está centrando en el tumor de Wilms, un cáncer que afecta especialmente a niños de 0 a 4 años y que se localiza en el riñón. Su tasa de supervivencia ronda el 90% y en gran parte de los casos la cirugía consiste en extirpar directamente el órgano afectado. Sin embargo, en los últimos años se ha desarrollado un nuevo proceso denominado "cirugía de preservación renal", que está permitiendo que, en algunos casos, se pueda salvar la parte del riñón que no está afectada por el tumor, evitando que tenga que extirparse el órgano completo.

"No es lo mismo quitar un riñón a un niño de cuatro años, sabiendo que solo va a tener uno para el resto de su vida, que a una persona de avanzada edad", señala Bragagnini, que escogió el Hospital La Paz de Madrid porque dispone de un servicio puntero de Urología Pediátrica. "Este tratamiento ya lo hacemos en el Servet. Pero es muy importante para nosotros conocer más en profundidad estas técnicas innovadoras. Todo ello sin olvidar que aquí lo fundamental es la seguridad oncológica del paciente, en el sentido de evitar una reproducción del tumor. Hay casos en los que esta cirugía no se puede aplicar, ya que hay riesgo de recidiva si no se extirpa el riñón completo", explica.

Por su parte, la doctora González Esgueda está ampliando su formación en uno de los cánceres infantiles más frecuentes, el neuroblastoma, que afecta a casi el 10% de los niños con esta enfermedad. Este tumor sólido se puede hallar en diferentes zonas del organismo, especialmente, en la glándula suprarrenal, tórax y cuello.

Esta cirujana decidió realizar la formación en el Hospital La Fe de Valencia porque es un centro de referencia en el tratamiento del neuroblastoma tanto en el ámbito de la cirugía pediátrica como en lo referente a anatomía patológica e investigación. "La unidad de cirugía oncológica pediátrica del Hospital La Fe de Valencia, con el Dr. Marco al frente, recibe numerosos pacientes procedentes de todas partes de España y cuentan con una muy amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico de los casos más complejos de neuroblastoma. Su gran disposición a colaborar y a compartir su experiencia con nuestra unidad de cirugía oncológica pediátrica nos ha facilitado que podamos dar siempre la mejor atención al niño”.

Estos meses, la doctora González Esgueda está participando activamente en diferentes cirugías en este hospital valenciano. "Estas becas nos están permitiendo ganar años de experiencia en los casos menos frecuentes y más complejos de esta patología. Mantener una formación continuada es esencial para obtener siempre los mejores resultados", concluye.

La ayuda de Aspanoa, que quedó rubricada hace unos meses mediante un doble convenio con el Hospital Infantil, está financiando los viajes y la manutención básica de estos dos cirujanos en Madrid y Valencia, sin que el servicio de Zaragoza se vea afectado, y permitiendo dar a conocer al resto de sus compañeros del Servet los distintos conocimientos que están adquiriendo.

Estos dos profesionales destacan la importancia de estar recibiendo esta formación gracias a la ayuda de Aspanoa. "Toda esta patología la tratamos aquí con éxito, pero siempre que podamos innovar será bueno para los pacientes. Se trata de conseguir más experiencia, más cercanía con otros profesionales y establecer una relación de colaboración que nos permita traer aquí lo mejor para el tratamiento quirúrgico de nuestros pacientes oncológicos”.

El 15 de mayo de este año, Aspanoa lanzó una nueva convocatoria de ayudas a la formación de profesionales sanitarios en el ámbito del cáncer infantil, dotada con 30.000 euros.  La Junta Directiva mantiene su compromiso de lanzar estas ayudas anualmente, con las que también se pretenden financiar proyectos de humanización y de mejora de la calidad asistencial en el marco de la Oncopediatría aragonesa. También el 15 mayo se lanzó la convocatoria de 2019 correspondiente a investigación contra el cáncer infantil, dotada con 60.000 euros.

cirujanos1
Comparte en Redes Sociales  Facebook  Twitter